¿Por qué es importante el ICL (Riesgo Liquidez)?

Todos somos conscientes que Basilea III, marco en el que se define el ICL (LCR en terminología anglosajona), es la reacción regulatoria de la crisis financiera del 2007/2008, y que probablemente no se habría definido si no se hubiera producido la misma. Pero, ¿deja por ello el ICL de ser un instrumento útil, yo diría fundamental, en la administración/gestión del Riesgo de Liquidez?
Creo que hay que diferenciar 2 cuestiones:

  • El Riesgo de Liquidez es diferente a los demás. Se utiliza la comparación de que si el Riesgo de Crédito es el cáncer, que te va destruyendo poco, el Riesgo de Liquidez es el infarto, que puede “liquidar” (valga la redundancia) de repente una Institución aunque aparentemente esté “sana”. Estas especiales características son las que hacía difícil su regulación (el Riesgo de Liquidez no se resuelve con RR.PP.), y que hasta Basilea III únicamente se hubieran definidos unos principios cualitativos.
  • Como para el resto de los riesgos, es imprescindible la “medición” (“lo que no se puede medir, no se puede controlar”). Para el Riesgo Liquidez, el ICL es la métrica definida por Basilea III para garantizar que las Instituciones disponen de Activos líquidos para soportar un escenario de estrés durante 30 días (corto plazo). Aunque en Costa Rica no esté recogida en SUGEF 17-13, Basilea III contempla también la visión de largo plazo a través del calce de inversiones/financiaciones estables (NSFR).

RLiquidez

Respondiendo a la pregunta que da título a esta entrada, el ICL es importante porque supone un importante salto desde unos requerimientos “cualitativos” que las Instituciones tenían en cuenta, en mayor o menor medida, a la obligación de disponer de una métrica, que más importante que poder tener una “foto” de mi Liquidez a corto plazo, me aporta un importante instrumento de gestión para monitorear la evolución de la misma. Y resalto lo de instrumento de gestión porque habrá Instituciones que ven el ICL sólo como un nuevo requerimiento regulatorio que hay que cumplir (visión cumplimiento) en lugar de aprovechar esta nueva métrica para mejorar su gestión del Riesgo Liquidez, a partir de su monitoreo. Además el ICL nos va a ayudar a definir el Perfil de Riesgo Liquidez de nuestra Institución (foto de partida), y con su monitorización nos va a permitir identificar “situaciones no deseadas”, anticipando acciones correctivas.
Por otro, el ICL incorpora en su cálculo una serie de hipótesis, conservadoras al ser regulatorias, que no reflejan la realidad del funcionamiento de las Instituciones. A título de sugerencia recomiendo la elaboración, adicionalmente al ICL regulatorio, de un ICL de “gestión” utilizando hipótesis más realistas del comportamiento de entradas/salidas de flujos, que nos va a resultar de mayor utilidad al personalizarse a mi Institución aportando valor a la gestión de nuestro Riesgo Liquidez.
Y no olviden, como decía el poeta Antonio Machado “caminante, no hay camino, se hace camino al andar…”
Saludos

Esta entrada fue publicada en La voz de la experiencia, Riesgo de Liquidez, Riesgos el por .
Author Image

Acerca de Juan Carlos de Castro

Experiencia de 26 años en una Entidad Financiera líder en su región, con un bagaje multidisciplinar y experiencia directiva que me ha permitido desarrollar una vision estrategica e integral del control y gestion de Riesgos. Socio numerario Club de Gestión de Riesgos de España. Amplia experiencia en procesos de Fusión, asi como Project Manager en proyectos implantacion de soluciones informaticas. PMP certificado por PMI. ¿Qué puedo aportar?: valor a Instituciones que necesiten definir, mejorar o implantar sistemas y procedimientos de control/gestion de riesgos. Experiencia docente y ponente en Universidades y Escuela de Negocios en España y Latinoamérica. Actualmente, Consultor Estratégico Riesgos (Risk Intelligent)

Deja un comentario